[Vive Latino 2013] Los Fabulosos Cadillacs: Sus satánicas majestades

Domingo 17 de marzo

Durante los cuatro días de festival, uno puede andarse por las ramas entre amenidades periféricas como la siempre sorprendente Carpa Intolerante y sus actos experimentales, o bien, por escenarios secundarios menos ostentosos, como el Indio o la Carpa Danup. Se puede uno echar un mezcal y descansar la espalda en una Silla Acapulco a la par que se proyecta un documental en la zona de Ambulante. O se vale ir a chacharear a la versión itinerante del Tianguis del Chopo, para salir ajuareado con CDs, camisetas de los Pumas, collarcitos jípis y bongs.

Pero no nos hagamos güeyes: uno no puede decir que conoce la máxima fiesta del Rock Hispanoamericano, si no ha estado presente durante alguna de las presentaciones de las vacas sagradas. Hay que dejarse de evadir y es de carácter obligatorio pasar a checar tarjeta alguna vez en la vida, con actos del calibre de Café Tacvba, Bunbury, Zoé o Los Auténticos Decadentes.

Este año, las tradiciones y clichés del Vive Latino se refrendarán al ritmo de Los Fabulosos Cadillacs: skank, pogo, slam, codazos, mentadas de madre, tumblings improvisados con sábanas para mandar a miembros de “la raza cósmica” a que toque el cielo, gallos, porros, porras fut-rockeras, lonjas de barra brava…

Esta es la posibilidad de perder el yo y fundirse en el abrazo colectivo y amorfo de #labanda, para vivir anécdotas dignas de transmitirlas a nuestros nietos –que asistirán al Vive Latino 2035–. Para ello, hay que mimetizarse, levantar los codos y evitar el slam si uno no pesa más de 90 kilos (no queremos pagar dentista al otro día).

¿Y Los Cadillacs? Son sólo el pretexto para cerrar el Vive Latino 2013 con broche de oro y desfogar todas las calaveras y diablitos que se pudieron haber quedado sin hacer catarsis. ¡Qué importa si Vicentico, Sr. Flavio y compañía no traen álbum nuevo desde el 2009! Consideremos que su chamba estará cumplida siempre y cuando toquen “Matador”, “Mal Bicho”, “La Vida” y ¡ah, claro! “Vasos Vacíos”… [Levanta los brazos mujer oh oh / Y pónte esta noche a bailar / Que la nuestra es agua de río / Mezclada con maaar].

  • Chicha Libre

Si Sonido Gallo Negro popularizó el ritmo de la Chicha en circuitos mexicanos, es debido al trabajo que Olivier Conan hizo al salvar este género perdido en las compilaciones Roots of Chicha. No contento con hacerla de melómano, este francés radicado en Brooklyn, armó este super grupo para fundir la chicha con otros géneros de música del mundo.

Apto para: Fans de la cumbia, la chicha y el world music al estilo Ry Cooder.

Tema clave: “Primavera en la Selva”

  • Ondatrópica

Al estilo Ry Cooder con el Buena Vista, los músicos Mario Galeano y Bill “Quantic” Holland, se dieron a la tarea de llamar a músicos legendarios de Colombia y grabarlos en el antiguo estudio de Discos Fuentes. El resultado, un increíble y pegajoso rescate de cumbias, salsas y subgéneros de la genealogía colombiana.

Apto para: Los que toman clases de salsa y quieran ir a practicar.

Tema clave: “Suena”

  • Bomba Estéreo

El domingo será colombiano: hay que ver a la hermosa Li Saumet desfogarse sobre el escenario. Y a los músicos, hacer esa fusión de rock ácido, bailable y ritmos tropicales. Antes, como público, hay que ayudarles a salir del éxito “Fuego” y escuchar el nuevo Elegancia Tropical, para no aburrirse después de que toquen “la famosa”.

Apto para: Voyeuristas jariosos, amantes de la piel morena.

Tema clave: “Fuego”

  • Esteman

Esteban Mateus Williamson es un nerd que descubrió la música como herramienta de seducción: en Colombia es famoso por el éxito viral “No te metas a mi Facebook”. Pero una vez quitado el estigma del one-hit-wonder, ha demostrado tener un potencial como compositor y líder de un combo repleto de chicas guapas y músicos virtuosos. Hay que dejarse enamorar.

Apto para: Fans de Aterciopelados y The Divine Comedy.

Tema clave: “True Love”

  • Monsieur Periné

Con el mismo carisma que ha llevado a Paté de Fuá a convertirse en un grupo adorado, Monsieur Periné retoma géneros poco visitados como el swing y el charleston, para armar una verbena apta para la familia, en cada una de sus presentaciones. Y la vocalista, Catalina, es la cereza en el pastel de esta impresionante agrupación colombiana.

Apto para: Fans de los soundtracks de Woody Allen.

Tema clave: “Suin’ romanticón”

Would you like to comment?

Leave a Reply