[Reseña] Borat – Soundtrack

Atlantic/Warner, 2006

Un himno imaginario a Kazajstán donde se enaltecen sus prostitutas y producción de potasio, y un karaoke de rodeo impolíticamente correcto que incita a “tirar a los judíos al pozo” para solucionar los problemas de esta “gloriosa” nación euroasiática. Al souvenir auditivo del falso documental, se añaden segmentos de diálogo donde “El Segundo mejor reportero de Kazajstán” comparte algo de su barbárica visión de la vida con aquellos ciudadanos que encuentra durante su roadtrip a través del lado sucio de “La América”. Y al igual que el personaje de Borat se da a entender en una mezcla de yiddish, polaco y alemán (la película no fue filmada en Kazajstán, sino en Rumania), la música seleccionada es un catálogo libre de variaciones balcánicas e infusiones neo-gitanas desde Rumania hasta Macedonia vía Bosnia, afiliada a la reciente moda lounge del Bucovina Club, de DJ Shantel, donde el “unza-unza” se engrosa de fans de un modo tan tupido como el mostachón de Borat: Jagshemash, Pepsi Max!

Borta_Soundtrack

Texto publicado en la Revista The One

Would you like to comment?

Leave a Reply