[Reseña] Larkin Gifford´s Harmonica – Philip Bimstein

Starland, 2006

Documentar la nostalgia por la vida norteamericana es una tendencia creciente. El joven Sufjan Stevens ha prometido retratar los estados de la Unión, dedicando un álbum a cada uno: Apenas va en Michigan e Illinois. Tal parece que otro compositor, Philip Bimstein, lo ayudará a pintar el mapa con Nevada y Utah: Larkin Gifford´s Harmonica es como manejar lentamente por el oeste americano, encontrando en el camino a personajes muy peculiares. Philip graba y entrevista a un hombre que toca la armónica, mientras comenta lo que quieren decir sus vacas cuando hacen Moo!. Sobre las grabaciones de campo, Bimstein hace posteriores arreglos orquestales, dando un toque de música “old-timer”. Viaja también al Estadio Busch, casa de los Cardenales de St. Louis para entrevistar, entre batazos, atrapadas y chiflidos a “Bushy Wushy, el “Hombre de las Cervezas”, toda una tradición beisbolera. Una pieza curiosa y entrometida es “Casino”, donde un dealer de Las Vegas elucubra acerca de “Comer, beber, apostar y tener sexo”, mientras al fondo se escuchan ruletas, jackpots, el sonido de las barajas y los gritos histéricos de alguna mujer al recibir un baño de oro. Sin embargo, “En Las Vegas todos pierden”, dice el repartidor. Postales desde el ocaso del imperio.

Larkin Gifford´s Harmonica - Philip Bimstein

Texto publicado en la Revista The One

Would you like to comment?

Leave a Reply