Disclosure: un asunto de baile fraternal

Cuando los Chemical Brothers estrenaban Exit Planet Dust en 1995, Howard y Guy Lawrence aún estaban en pañales, textualmente. A sus 19 y 22 años, respectivamente, los hermanos que conforman a Disclosure no sólo vieron pasar los tiempos del big beat –donde reinaban los Chemical Brothers y Fatboy Slim–. Durante sus infancias y adolescencias londinenses, crecieron en un entorno contagiado de two-step, jungle, grime, house, dubstep y pop. Con dicho contexto, no sorprende que en su primer álbum, Disclosure resuma dos décadas de música electrónica británica en un trabajo rebosante de sencillos: Settle, del 2013, es un clásico instantáneo.

Aunque ha habido grandes actos, álbumes y sencillos en las dos décadas que los Disclosure llevan de vida, ya se extrañaban esos álbumes buenos para el club y escuchables en audífonos o en cualquier otra situación, con tremendos bajos y agudos melódicos y futuristas; rolas colmadas de coros memorables, cantadas por vocalistas invitados provenientes del indie: ¿Recuerdan a Bernard Sumner o a Noel Gallagher cantando en sencillos para los Chemical? Lo cierto es que al fin, con Settle, se regresa a esas compilaciones donde resulta difícil escoger cuál es el mejor single si “F for You”, “White Noise” con AlunaGeorge o “Latch” con Sam Smith… ¿cuál va a reventar el baile?

Would you like to comment?

Leave a Reply