Devendra Banhart: Hippie Hipster

Devendra es como el tipo extravagante que roba la atención de las chicas en un retiro de meditación. Casi como el hipster de Nosotros los nobles, pero con el don poético de Jim Morrison, el paganismo de Jodorowsky y las fachas barbáricas de Khal Drogo (el rey de los Dothraki en Game of Thrones).

Ya entrados en títulos nobiliarios, a Banhart le vendría bien nombrarlo como ‘Príncipe de los Fritos*’. Y también le vendría bien un baño. Pero tendría que ser un largo baño en tina –el lugar donde se aprecia mejor su música– entre pétalos de rosas y perfumes de sándalo, vetiver y pachouli.

Llamarle hippie sería quedarse corto: Devendra es el legítimo representante del ‘freak folk’, un género que podría únicamente pertenecerle, gracias a su muy personal sello basado en tonaditas come-flores cachondeadas con bossa nova y tripeadas con alucinaciones psicodélicas. Todas, enmarcadas por ambiguas historias de realismo mágico sudamericano, herencia de su infancia en Venezuela, tierra donde mamó el castellano del pecho de su madre: de ahí su vaivén entre idiomas. Justo el título del octavo y más reciente álbum de Banhart está en español: Mala. -> [Le habría quedado mejor un título como… Frito. Tal como en “Tengo el cerebro frito por meterme tanta mota, ácidos y LSD”].

Would you like to comment?

Leave a Reply