El nuevo Narcocorrido: recargado y alterado.

En la primaria nos enseñaban “Carabina 30-30” o “La Adelita” como viñetas romantizadas de la Revolución. A través de los siglos, la tradición del corrido ha capturado de forma sencilla los acontecimientos que dejan huella en el pueblo mexicano: las hazañas, las revueltas, los héroes, los villanos…

Entre “Pacas de a kilo” y “El señor de los cielos”, nos hemos construido un imaginario colectivo, a través de los narcocorridos socialmente aceptados. ¿Quién no ha fingido tirar siete balazos, mientras suena “Contrabando y traición” en el karaoke de una tornaboda?

Sin embargo, ‘Camelia, la texana’, ya se quedó corta para describir estos tiempos turbulentos -mejor representados en El Infierno-. Canciones como “El agricultor” o “Las dos monjitas” eran ante todo corridos recatados; escondían su mensaje detrás de una filigrana de letras, moralejas y humor “blanco”. Hacían apología al narcotráfico, escondidos tras el reboso de un pudor típicamente mexicano.

Surge ahora una llamada “nueva era” del corrido, con actitudes más cercanas al Gangsta-rap que a la banda norteña; las canciones ya no son leyendas sobre personajes y proesas, sino una intimidante exaltación sobre el poder y sus alcances: Desde las glorias de los sicarios, los “buchones” y la adquisición de mujeres trofeo, hasta el ‘bling-bling’, que ahora se traduce en botellas de Buchanan’s, Hummers y equipamiento bélico, como bazucas y baterías antiaereas.

En tiempos donde checar el ‘Blog del Narco’ es una opción informativa, habrá que dedicarle unos minutos a revisar los videos, compilaciones y discursos del colectivo ‘Movimiento Alterado’. Desde Sinaloa, esta recrudecida cepa de los corridos está creando sus propios “narcostars” (ver a El Komander, cual Kanye West, con gafas oscuras y ropa à la Ed Hardy con motivos de granadas), productores como Los Twiins Valenzuela (los Timbaland detrás de la consola) o el himno “Sanguinarios del M1”, que engloba toda la filosofía del movimiento.

Hace un siglo, los corridos iban para Villa y Zapata. Hoy, para el “Chapo” y el “Mayo” Zambada.

Would you like to comment?

Leave a Reply